Cine,  Cine&Ph,  LGBT

Vanguardias: New queer cinema

En 1992 la periodista y critica feminista B. Ruby Rich acuño el término “New queer cinema” en un artículo que publicó en la revista inglesa Village Voice.
Rich que no solo escribía críticas de cine, sino que también era productora, empezó a notar en los festivales de Sundance otro tipo de cine queer. Ya que obviamente antes ya existía esta temática en esporádicas películas muchas veces con un sesgo humorístico e irónico o claramente homofóbico, pero en los 90 con la explosión del SIDA este tipo de cine tenía en común el rechazo de la heterónoma e historias de vidas fueras de la sociedad.

En el 2013 Rich escribió un libro “New queer cinema: the director’s cut “, donde habla sobre el New queer cinema y su influencia en el cine queer después del 2000.
En ese libro incluye a Lucrecia Martel como parte de este Queer cinema.

Inicios y conceptos

Este nuevo concepto de cine se dio después de un análisis más exhaustivo hacia la Teoría Queer que nació en los 90, desde voces que exigían una mayor diversidad de sexualidades, pero también como en el cine heterónoma este muchas veces realizo un ocultamiento del cine lésbico, ya que caía nuevamente en la importancia del deseo del hombre.

Por eso más allá del nombre en sí de esta vanguardia, hay que tener en cuenta el cine de Chantal Akerman y el de Werner Fassbinder, entre los más conocidos, que años atrás desde Europa allanaron el camino para un cine queer.

Las tramas de estas películas lograron una mayor representación LGBT en las pantallas, la dignificación de estas personas, así como también que esta comunidad sea vista y pueda movilizarse para pedir más derechos. También reflejó el mal manejo durante la presidencia de Regan en la lucha contra el sida, la depresión de los adolescentes y jóvenes adultos en cuestiones de su sexualidad y su futuro.
Muchas buscaban chocar con la sociedad se daba con imágenes provocadoras para romper con los misticismos de promiscuidad y sexo entre el público heterosexual tenía sobre los homosexuales.

A diferencia de otras vanguardias esta no contó con un manifiesto o una organización por parte de les directores, solo fueron catalogadas por la crítica y en su mayoría eran de distribución independiente. Sus temáticas abrieron las puertas al cine independiente LGBT a festivales como el de Berlín y Sundance.

Es importante, al igual que en casi todos los ámbitos, pero más en el cine, ya que claramente aprendemos de él, que las representaciones de temáticas y cuestiones dentro de la comunidad deben ser lo más verosímil a la realidad y no caer en suposiciones ambiguas.

“My own private Idaho” de Gus van sant

Peliculas referentes

Hice una pequeña lista de las películas más conocidas en la década del 90 que reflejan el espíritu de esta vanguardia:

Además cree una lista en letterboxd sobre las principales películas, y muchas las pueden ver en: https://letterboxd.com/femmeframe/list/new-queer-cinema/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *